• Juan

Dios mi ayuda diaria.

Dios ayuda a cada uno en su día a día, no sólo en los momentos más importantes. En lo que más noto yo, lo cerca que está Él de mí, es en los estudios. Solamente con orar antes de un examen o de un día difícil, entro mucho más confiado y siento que las cosas me salen mejor.